martes, 26 de febrero de 2008

Enigma 4: Tutankamon



Howard Carter, con la ayuda económica de Lord Carnarvon, descubrió la tumba de Tutankamon. No fue fácil, pasaron varios años sin resultados hasta que por fin hicieron un hallazgo en la tumba de Ramsés VI que les dio nuevos ánimos para continuar.

En cuanto a Tutankamon, podemos decir que reinó durante 9 años, aproximadamente. Se calcula que murió entre los 17 y los 19 años y la razón de la misma aún es desconocida. La hipótesis que cobró más fuerza fue la de asesinato, que respondería a la perfección con el agujero encontrado en el cráneo del faraón.


Respecto a la maldición, es sabido por todos que los faraones sufrían un tremendo pánico a que sus tumbas fuesen profanadas y su descanso eterno alterado. Por otro lado, se encontró escrito en una de las cámaras de Tutankamon "La muerte vendrá con alas ligeras sobre todo aquel que se atreva a violar esta tumba".


Todo comenzó con la muerte de la mascota de Carter, un canario que instaló en las galerías para darle otra alegría al trabajo. Al animal se lo comió una serpiente que se encontraba en una de las cámaras de la pirámide de Tutankamon.


Poco tiempo después, Lord Carnarvon murió cuando un mosquito le picó (10 meses después de haber entrado en la cámara real).


A George Edward Molyneus Herbert, otro multimillonario apasionado por la arqueología, le picó también un mosquito, en la mejilla y fue entonces cuando sus males no cesaron. Poco tiempo después comenzó a encontrarse mal, se marchó a El Cairo para que le viese un médico. Su garganta sufría una grave infección que se había extendido al oído interno y al pulmón derecho. Finalmente, sufrió un serio ataque de neumonía en ambos pulmones y tras una horrible agonía murió. Un ataque de tos paralizó su corazón de madrugada. Esa misma noche, en Londres, su perro no dejó de aullar y murió en brazos de su mayordomo.


Cuando Audrey Herbert, que estuvo presente cuando se halló la cripta final, regresó a Londres murió en su dormitorio por causas desconocidas. Mace, ayudante de Carter, murió repentinamente en un hotel de El Cairo. En el mismo que se hospedó Lord Carnarvon. Los médicos no supieron dar una explicación científica a su fallecimiento. Bajo las órdenes de Carter también trabajó Sir Douglas Reíd, quien enfermó de aparente agotamiento. Regresó a Suiza y allí murió dos meses después por motivos no conocidos.


La cifra total de muertos relacionados con Tutankamon sumaban alrededor de 30 a finales de la década de los 30. (Muertes por infartos, derrames cerebrales, etc.)En los 70 volvieron a producirse algunos acontecimientos relacionados con el faraón. Muertes violentas, fallos respiratorios, infartos, atropellos... incluso algunos que no creían en la maldición y se burlaron de la misma ante el sarcófago acabaron falleciendo en extrañas circunstancias.


No sabemos si realmente existe tal maldición o sólo es una invención, lo que sí sabemos es que Tutankamon y todo lo que le rodea es un gran misterio.

¿Mito o realidad?

domingo, 24 de febrero de 2008

Enigma 3: El Triángulo de las Bermudas

El Triángulo del Diablo, Limbo de los Perdidos, pero más conocido como el Triángulo de las Bermudas, es un área geográfica situada en el Océano Atlántico entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Fort Lauderdale (Florida).


Todo empezó cuando Cristobal Colón hizo mención a una serie de extraños acontecimientos que ocurrieron en su transcurso por esta área. Informó que él y su tripulación observaron "estrañas luces danzantes en el horizonte".

La 1ª mención documentada acerca de desapariciones en el área se hizo en 1951 por E.V.W. Jones como periodista en el servicio de Prensa Asociada respecto a algunos barcos perdidos. El artículo de Jones trataba de la "misteriosa desaparición" de barcos, aviones y pequeños botes en la región y le dio el nombre de "Triángulo del Diablo".

El pretendido misterio adquirió mucha fama, gracias especialmente a Charles Berlitz, autor del célebre libro El Triángulo de las Bermudas (1974).

Han sido muchos los accidentes y desapariciones cerca de este área pero muy pocos que verdaderamente se producieran. Más tarde Larry Kusche en su libro El misterio del Triángulo de las Bermudas (1977), demostró que muchos de los casos citados por los difusores del supuesto misterio ni siquiera existieron (presentaban números de vuelo falsos o de barcos inventados), y que la mayoría de las tragedias que sí ocurrieron se situaron fuera de los límites del "Triángulo".



Documental del canal Odisea =59 minutos

Sitios de interés sobre El Triángulo de las Bermudas:

- Members fortunecity

- Jabber Hispano

martes, 19 de febrero de 2008

Enigma 2: Las líneas de Nazca




Las Líneas de Nazca son unas marcas sobre el suelo de las pampas de Palpa, Ingeni, Nazca y Socos, cuya anchura oscila entre los 40 y los 110 centímetros. Las líneas se extienden en un territorio de 50 kilómetros de longitud y 15 kilómetros de amplitud. El suelo en el que se encuentran situadas, es de color marrón, pero la parte inferior está compuesta por una capa de tierra amarilla, por lo que las líneas son claramente visibles.


En 1939 Paul Kosok descubrió las Líneas de Nazca. Más tarde, María Reiche, que había sido discípula de Kosok intentó descifrar el significado de esas líneas y se percató de que las líneas formaban más de 30 geoglifos, cuyas formas representaban animales, humanos y formas geométricas.


Se cree que estas obras fueron realizadas por la cultura anterior a la Inca, los Nasca (200 A.C-650 D.C). Aún así, las primeras líneas se cree que fueron hechas por la cultura Paracas (800 A.C.-200 A.C.), pues son más gruesas y algo diferentes que las de Nasca.
Entre los geoglifos encontramos un pájaro de casi 300 m, un lagarto de 180 m, un pelícano de 135 m, un cóndor de 135 m, un mono de 135 m, una araña de 42 metros, entre otros.
Pero ¿qué significan estas líneas? Hay varias hipótesis que pretenden darnos respuesta a esta pregunta.


Kosok y María Reiche pensaban que las lineas podrían haber sido usadas por los antiguos astrónomos como calendario y que podrían señalar puntos relacionados con el solsticio y el equinoccio.


Por otra parte, Reindel e Isla, dos arqueólogos, creen que estas figuras formaban parte de algún tipo de culto para la invocación del agua.


En tercer lugar, y la más fantástica y poco creíble. Se encuentra la teoría de von Daniken, que afirma que las líneas eran pistas de aterrizaje para naves extraterrestres, o incluso que fueron trazadas por los propios extraterrestres, y que por ello solo son contemplables desde el cielo.

Fuentes:

jueves, 14 de febrero de 2008

Enigma 1: Castillo Glamis

Existen numerosas leyendas acerca de este castillo escocés. Se ha dicho en muchas ocasiones que es el que tiene más fantasmas de todo el país.

Una de las historias misteriosas más populares de dicho castillo es la de Lady Janet Glamis, la dama gris. Por lo visto vivió en tiempos del rey James V de Escocia, un hombre con inmenso poder y al que se le atribuye gran crueldad. Él odiaba a Janet hasta tal punto que un día la llevo ante un juez acusándola de brujería y de intento de asesinato. A pesar de que ella lloró e insistió en su inocencia, nadie la creyó. Fínalmente fue llevada a prisión y más tarde la quemaron en una hoguera.

La leyenda cuenta que su espíritu volvió al castillo. Son muchos visitantes los que aseguran haberla visto alrededor de la torre del reloj. Dicen que siempre está iluminada: iluminada de rojo por el fuego de la hoguera.

Sin embargo, existe otro relato aún más espeluznante. Se dice que en 1841, el Conde de Glamis, George Lyon, tuvo un hijo que nació muerto aparentemente. Algunos dicen que el niño no murió, era un bebé que sufría malformaciones espantosas y parecía un pequeño monstruo. El Conde no podía permitir que un monstruo fuese el futuro Conde de Glamis y, por ese motivo, lo encerró en una de las habitaciones secretas al cuidado de una enfermera.

Cierto día hubo una gran tormenta y un trabajador se acercó para reparar el tejado. Desde allí pudo ver el interior de una pequeña habitación y quedó horrorizado. Comenzó a gritar sin parar que había visto un monstruo, el Conde intentó tranquilizarlo y le dijo que no había visto nada, que no podía hablar de aquello con nadie y le dio dinero para que comenzase una nueva vida fuera de Escocia.

Dicen que todavía hoy puede oirse el llanto del bebé por la noche. Otros dicen que un monstruo vaga por las estancias del castillo emitiendo estraños sonidos.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Presentación de l@s enigmas


Misterios sin resolver, enigmas, incógnitas... estos serán a partir de hoy los temas de los que nuestras retorcidas y curiosas mentes se ocuparan, y que a medida que tomemos práctica en esto de ser audaces investigadoras, intentaremos resolver.
Id con cuidado... el próximo misterio puede sucederte a tí.