martes, 13 de mayo de 2008

Enigma 15: El "Caníbal de Rotemburgo"


Esta es la historia de un asesino, pero no de un asesino cualquiera.

Armin Meiwes tuvo una infancia un poco dura, era algo retraído y sometido a una estricta disciplina. Su vida desde su juventud pasó por varias etapas en las que fue desarrollando unas inquietudes y deseos fuera de lo normal y tolerable.

Comenzó con fantasías caníbales y terminó haciendo contactos con gente también afín a sus deseos. Mediante internet contactó con gente que quería ser devorada y éste a su vez, devorar. No tuvo éxito esa vez ya que las que iban a ser las víctimas no estaban seguras y Armin prefirió no seguir con lo establecido. Pero, más tarde, encontró a una persona tan desequilibrada como él.

Bern Brandes se citó con Armin para poner a prueba sus instintos caníbales, uno quería que una parte de su cuerpo fuera devorada y el otro quería devorar. Finalmente por consentimiento mútuo, Armin devoró y descuartizó a la "víctima".

La policía lo arrestó un año después del asesinato.



1 comentario:

Cassandra, José y María dijo...

Si eres publicista y te va la cerveza echate unos tragos a salud de cervecilla.blogspot.com

Próxima quedada para ir a La Amstelería de San Vicente.
¡¡No te lo pierdas¡¡